Fisioterapia Granada centro

Dolor Crónico ¿Qué es?¿Existe?

Es común escuchar entre muchos profesionales de la salud el término “dolor crónico”. Pero, ¿puede un dolor ser para siempre, realmente?

Veamos por qué este término debería ser derribado de la jerga sanitaria:

Índice de Contenidos

4 razones que derriban el Dolor Crónico

1.- Crónico indica algo habitual o largo, cuya solución es desconocida y, por tanto, improbable.

Sabemos que la mayoría de dolores de carácter musculo-esquelético podrían solucionarse con el tratamiento apropiado. Sin embargo, han sido catalogados de forma simplista, sin contemplar factores de gran importancia.

Esto conduce a tratamientos de baja calidad y, en muchas ocasiones a la persistencia del dolor en la persona, que tras varias vueltas por diferentes profesionales acaban con un diagnóstico de “dolor crónico” (con todo lo que ello conlleva).

2.- Gran parte de los diagnósticos que obtenemos como pacientes del ámbito sanitario, están basados solamente en pruebas de imagen y consultas de menos de 10 minutos, que no representan la realidad compleja del individuo. Dejando de lado factores de carácter psicosocial que son tan relevantes como los biológicos (Figura 1).

Figura 1: factores contribuyentes a la respuesta de dolor. (Cholewicki J. et al. 2019)

Y que, si fuesen tenidos en cuenta, conducirían a mejores diagnósticos y tratamientos más efectivos.

Este artículo titulado: ¿Puede la investigación biomecánica conducir a un tratamiento más eficaz del dolor lumbar? Un debate punto-contrapunto, muestra la complejidad del ser humano, así como todas las esferas que pueden influir en la respuesta de dolor lumbar y su perpetuación en el tiempo.

3.- El concepto “dolor crónico” está directamente asociado al tiempo de evolución del dolor en la persona. Generalmente, si el dolor sobrepasa los 3 meses de duración, se denomina de este modo. Sin embargo, encontramos dolores, que han sido diagnosticados como crónicos y que desaparecen más allá de los 3 meses de duración.

4.- Además, se trata de un término nocebo, es decir, un componente que contribuirá a la prolongación del dolor en el tiempo y/o empeoramiento de los síntomas más aún, si el diagnóstico procede de un profesional de reconocimiento (ej. Médico especialista en x).

Estos son los 4 motivos, por lo cuales el término “dolor crónico” no sería el mas adecuado para catalogar aquellos dolores que no han desaparecido en una persona. Sería más adecuado utilizar el término “dolor persistente”, que hace referencia a la presencia de dolor, más allá de la restauración de las estructuras dañadas tras una lesión, o al dolor sin causa traumática aparente. Esto no implica que las causas del dolor no puedan ser resueltas, aun cuando el diagnóstico del profesional indique cronicidad. De este modo, se elimina el factor nocebo que proporciona el término crónico y se abre una ventada de oportunidad a la recuperación de la persona, contemplando (ahora sí) todos aquellos factores que estén relacionados con su dolor, para poder abordarlos.

¿Cómo pasa el dolor de estar relacionado con el daño de los tejidos a ser persistente?

Veamos un ejemplo:

Imagina que estas andando por la calle, de repente pisas una baldosa rota y te haces un esguince de tobillo. Tras evaluarte, el médico te dice que hay una pequeña distensión de ligamentos y algo de edema. En el momento de la lesión, el dolor estará justificado por el daño que ha habido en tus tejidos, pero pasadas unas semanas, lo lógico sería que este fuera disminuyendo, hasta desaparecer por completo cuando el tejido se haya reparado completamente. En cambio, el dolor permanece después de 7 meses.

Aquí comenzamos a hablar de “dolor persistente” y según los especialistas en neurofisiología del dolor como Lorimer Moseley, este dolor tiene poco que ver con el daño en los tejidos y más relación con el sistema nervioso, en el cual se están produciendo cambios.

El dolor persistente, no es un dolor agudo (nociceptivo) que se mantiene en el tiempo y, por tanto, no puede ser abordado de la misma forma. ¿Qué sentido tiene tomar un fármaco antiinflamatorio o estar en reposo, si no hay inflamación en el tejido?

Comprender y tratar el dolor persistente no es tarea fácil, es algo muy complejo, ya que el dolor no solo constituye una experiencia sensorial, sino una experiencia multidimensional que afecta a nuestra esfera sensitiva, emocional y cognitiva-evaluativa (nuestras creencias y pensamientos).

Bibliografía:

Cholewicki J, Breen A, Popovich JM Jr, Reeves NP, Sahrmann SA, van Dillen LR, Vleeming A, Hodges PW. Can Biomechanics Research Lead to More Effective Treatment of Low Back Pain? A Point-Counterpoint Debate. J Orthop Sports Phys Ther. 2019 Jun;49(6):425-436. doi: 10.2519/jospt.2019.8825. Epub 2019 May 15. PMID: 31092123; PMCID: PMC7394249.

En HUMAN Centro de Fisioterapia podemos ayudarte y dar solución a tus problemas de dolor persistente en espalda, rodilla, hombro, cuello, lumbara… Consúltanos tu caso sin compromiso.

Si te ha gustado este contenido por favor compártelo

Publicaciones relacionadas

Artículos por categorías

Buscar en el Blog

Ir al contenido