Fisioterapia Granada centro

Dolor de Rodilla Crónico: Como superarlo

El dolor crónico de rodilla puede ser una carga pesada para quienes lo padecen, pero no tiene porqué ser así.

En esta publicación, te explicaremos en detalle cómo afrontar el dolor crónico o persistente de rodilla. Partiendo desde la anatomía y biomecánica de la rodilla, pasando por las lesiones más comunes, hasta las causas de cronificación del dolor, y terminando en cómo la fisioterapia activa, la educación sobre el dolor y los cambios en el estilo de vida pueden ayudarte a recuperar la calidad de vida que deseas.

Índice de Contenidos

Anatomía y Biomecánica de la Rodilla

Para comprender cómo superar el dolor crónico de rodilla, es fundamental conocer la anatomía y biomecánica de esta articulación.

La rodilla está compuesta por tres huesos principales: el fémur, la tibia y la rótula. Estos huesos están conectados por ligamentos y revestidos por cartílago articular, que facilitan el movimiento suave y sin fricción.

dolor-rodilla-cronico

La biomecánica de la rodilla permite realizar movimientos de flexión y extensión de la pierna, así como cierta rotación y desplazamiento. Esta complejidad la hace propensa a lesiones y al desarrollo de dolor crónico.

Tipos de Lesiones de Rodilla Más Frecuentes

  • Lesiones ligamentosas: podemos encontrar esguinces, roturas e inflamación de ligamentos. Los ligamentos más afectados en la rodilla son el ligamento cruzado anterior (LCA) y el ligamento colateral medial (LCM).
  • Lesiones tendinosas:  entre ellas destacan las tendinopatías y las roturas tendinosas. Los tendones más afectados son los tendones rotulianos, cuadricipital y el tendón de la pata de ganso.
  • Lesiones meniscales: podemos encontrar tanto roturas como desgarros meniscales. Los desgarros meniscales pueden ser parciales o completos.
  • Lesiones condrales: la más común es la condromalacia rotuliana, esta lesión implica el desgaste del cartílago que recubre la parte posterior de la rótula.
  • Lesiones inflamatorias: La artritis es una afección crónica que puede afectar la articulación de la rodilla con el tiempo. Puede haber varios tipos de artritis, incluyendo la osteoartritis (desgaste del cartílago), la artritis reumatoide (una enfermedad autoinmune) y otras formas de artritis.
  • Lesiones óseas: Las fracturas en los huesos que componen la articulación de la rodilla, como el fémur, la tibia o la rótula, pueden ocurrir debido a lesiones traumáticas.
  • Lesiones de la Bursa: La bursitis implica la inflamación de las bolsas llenas de líquido que amortiguan las estructuras de la rodilla. La bursitis prepatelar (debajo de la rótula) y la bursitis infrapatelar (debajo de la rótula) son ejemplos comunes en la rodilla.
  • Síndrome de la cintilla iliotibial (CIT): Esta es una lesión por sobreuso que afecta a corredores y ciclistas. La banda iliotibial se frota contra el cóndilo lateral del fémur, provocando dolor e inflamación de la zona externa de la rodilla.

¿Por qué el Dolor de Rodilla persiste?

El dolor de rodilla puede volverse crónico debido a varias razones, esto puede incluir:

  • Lesiones mal tratadas
  • Rehabilitación inadecuada
  • Información desactualizada y que induce miedo al movimiento
  • Persistencia en actividades que agravan la lesión
  • Condiciones médicas subyacentes como la artritis, y en ocasiones sensibilización central (proceso en el que el sistema nervioso central se vuelve más sensible y reacciona de manera exagerada a los estímulos, incluyendo el dolor).

Es crucial abordar la causa subyacente para lograr una recuperación efectiva.

Es importante destacar que la cronificación del dolor es un proceso complejo y multifactorial.

El tratamiento y la gestión adecuada del dolor agudo, así como los factores psicológicos y emocionales, pueden ayudar a prevenir o minimizar la cronificación del dolor en muchas situaciones.

Si experimentas dolor crónico, es fundamental buscar la evaluación y el tratamiento de un profesional de la salud para abordar las causas subyacentes y mejorar tu calidad de vida.

Tratamiento del Dolor Crónico de Rodilla:

  1. Fisioterapia Activa: Un fisioterapeuta especializado en readaptación diseñará un programa de tratamiento personalizado. Esto incluye una progresión de ejercicios de fuerza, estabilidad y carga que te ayudará a disminuir la percepción de amenaza y en definitiva el dolor crónico de rodilla.
  2. Educación en neurociencia del dolor: Comprender el dolor es esencial. A través de la educación, aprenderás a reconocer los factores desencadenantes, reducir tu incertidumbre y miedo al movimiento, mecanismos del dolor y a aplicar estrategias para controlar el dolor de manera efectiva.
  3. Modificación de hábitos de vida: Hacer ajustes en tu estilo de vida puede marcar una gran diferencia. Esto puede incluir cambios en la actividad física, pérdida de peso, si es necesario, y mejora de fuerza en la musculatura adyacente de la rodilla.

Impacto social

El dolor crónico de rodilla puede tener un impacto significativo en la vida diaria. Puede limitar tu capacidad para trabajar, disfrutar de actividades recreativas y llevar una vida independiente. A nivel emocional, puede generarte frustración y ansiedad.

En conclusión, superar el dolor crónico de rodilla es posible a través de un enfoque integral que incluye fisioterapia activa, educación en neurociencia del dolor y cambios de hábitos de vida.

Comprendiendo la anatomía de la rodilla, las lesiones comunes y las estrategias de tratamiento adecuadas, puedes dar pasos significativos hacia la recuperación y volver a disfrutar de una vida sin limitaciones.

No estás solo en este camino hacia la recuperación; en HUMAN podemos ayudarte a potenciar una recuperación activa y educarte en la comprensión del dolor, y guiarte hacia una vida sin restricciones.

Háblanos de tu caso sin compromiso.

Si te ha gustado este contenido por favor compártelo

Publicaciones relacionadas

Artículos por categorías

Buscar en el Blog

Ir al contenido