Fisioterapia Granada centro

Qué enfermedades se curan con Fisioterapia

¿Quieres saber qué enfermedades o patologías se curan con Fisioterapia?

Cada día está más y más normalizado ir al fisioterapeuta. Esta área de la sanidad, se está convirtiendo en un imprescindible para la salud de todas las personas que padecen enfermedades o patologías, incluso personas sanas que, sencillamente, quieren cuidarse y evitar lesiones.

Existen muchas ramas de la fisioterapia, dedicadas al tratamiento de patologías o cambios estructurales, que conllevan dolor. 

Vamos a ver algunos de los diagnósticos más comunes:

En este post vas a encontrar

Lesiones y/o Dolor de Rodilla

La rodilla es una articulación clave para poder andar, correr, agacharnos, etc.

Por ello, en cuanto tenemos molestias de rodilla, suelen limitarnos bastante nuestro día a día.

La fisioterapia es capaz de solventar dolores derivados de:

  • Tendinopatía rotuliana
  • Osteoporosis
  • Artritis reumatoide
  • Tendinopatía de la pata de ganso
  • Roturas de ligamento cruzado anterior (LCA)
  • Síndrome de la Grasa de hoffa
  • Lesiones de cartílago
  • Rotura de menisco
  • Postoperatorio de rodilla

Los beneficios de la fisioterapia en la rodilla, no solo son la reducción del dolor, sino que mejora la fuerza, el equilibrio y la coordinación de músculos, tendones y ligamentos; mejorando la salud articular.

Un buen tratamiento de fisioterapia y readaptación, es capaz de evitar pasar por quirófano para operarte un LCA, incluso en personas deportistas.

Lesiones y/o Dolor de Espalda

Entre las patologías y cambios estructurales de espalda que se pueden tratar con fisioterapia, encontramos:

  • Hernia discal
  • Protusión discal
  • Ciática
  • Lumbalgia
  • Artrosis de columna
  • Estenosis de canal
  • Escoliosis
  • Espondilólisis y Espondilolistesis
  • Postoperatorio de columna

Algunas se consideran patologías, pero otras, son simplemente cambios estructurales de nuestra columna, por ejemplo, las hernias de disco.

La fisioterapia contribuye a reducir y eliminar el dolor, mejorar la función de todas las estructuras que rodean a la columna y hacerlas mas competentes.

La finalidad, es que tener un diagnóstico cómo este no suponga un limitante en el trabajo, ni en la vida diaria.

Lesiones y/o Dolor de Hombro

Entre las patologías de hombro, que la fisioterapia puede tratar, encontramos:

  • Capsulitis retráctil
  • Tendinopatías
  • Rotura del supraespinoso
  • Rotura del manguito rotador
  • Hiperlaxitud
  • Luxación
  • Fractura de clavícula
  • Fractura de húmero
  • Bursitis
  • Postoperatorio de hombro

 

Tener alguno de estos diagnósticos, no implica dolor para siempre y tampoco implica que haya deportes o actividades que tengas que abandonar de por vida.

El hombro es una articulación fundamental para cualquier movimiento que realicemos con la mano, coger un vaso del armario de la cocina, coger la bolsa de la compra o coger la raqueta de tenis.

Por ello, un dolor de hombro es tan limitante. Pero, salvo casos muy muy contados, toda persona podría volver a realizar estas actividades tras un buen tratamiento que combine fisioterapia y readaptación.

 

Lesiones y/o Dolor de Cervicales

La zona cervical, suele ser diagnosticada de:

  • Protusión de disco
  • Estenosis de canal
  • Latigazo cervical
  • Hernia de disco
  • Tortícolis
  • Cervicalgia
  • Rectificación cervical
  • Escoliosis cervical
  • Postoperatorio de cervical

 

Si hiciéramos un ranking con los dolores mas insoportables para convivir, el dolor de cuello estaría en el top.

Esto se debe a que los principales sentidos (vista, olfato, oído, gusto) están en la cabeza y utilizamos la movilidad de nuestro cuello para ver, oler, escuchar o comer. Y claro, si tenemos dolor cervical, esto se complica.

Lo cierto, es que, en el mundo de la fisioterapia, el cuello es una de las regiones del cuerpo que más tratamos, como digo, por lo incómodo que llega a ser convivir con él.

Al igual que con la rodilla, espalda y hombro, la zona cervical, se trata con fisioterapia pasiva y activa, no solo aliviando el dolor, sino contribuyendo a que no vuelva a aparecer, tras un periodo de ejercicio progresivo.

Conclusión:

Si después de haber recibido alguno de estos diagnósticos, te han dicho que tienes que aprender a convivir con el dolor, que tienes que olvidarte de esa actividad/deporte que tanto te gustaba, operarte antes de que sea demasiado tarde…

Quiero decirte que no tires aún la toalla, un tratamiento personalizado de fisioterapia y readaptación, es clave para llegar a mejoras que creías imposibles.

Contacta con nosotros y valoramos tu caso.

Si te ha gustado este contenido por favor compártelo

Publicaciones relacionadas

Artículos por categorías

Buscar en el Blog

Ir al contenido